Anuncios “kumbayá” que te salen rana

Llamo “anuncios kumbayá” (bueno, no es que los llame así, me lo acabo de inventar porque de alguna manera tenía que llamarlos aquí en el blog) a esos rodados maravillosamente con imágenes bellísimas, músicas estremecedoras y estética impactante y en los que se intenta emocionar al espectador hablando del futuro de tus hijos, o el del planeta, o te citan a Kipling o Kerouac, y sale gente guapa y niños rubios con ojos azules o Mayumaná dando la coña.

Y una, que cada vez es más vieja y más chocha y ya hasta se emociona con los anuncios de Nescafé de Navidad, pues se deja llevar, y se emociona. Y cuando está en el clímax de su emoción a punto de echar el moco y quedarse a gusto, como nueva, “alicatá”, pues va y termina el anuncio y aparece el anunciante que suele ser un banco, o una compañía de telefonía móvil, o grandes hidroeléctricas, o Apple, o el Gobierno.

Y… no sé, pero pienso que Endesa Chile pretendía desplazar cientos de indios mapuches en la región de Bio-Bio para hacer una presa, o el famoso ERE que quería llevar a cabo Telefónica (a costa de nuestro bolsillo) para despedir a miles de trabajadores habiendo tenido beneficios, o que Apple convirtió Ghana en un vertedero tecnológico, o que el Gobierno…en fin, “mañana hablaremos del Gobierno” que decían Tip y Coll…y me cortan el rollo. Si todos sabemos cómo funciona el mundo (entre otras cosas porque nuestra acomodada forma de vida lo favorece), no pretendo aquí juzgar a unos ni otros, es sólo que no me gusta que me tomen por tonta y encima me provoquen un “llantus interruptus”. Así que, por favor, ustedes hagan sus chanchullos, pero los anuncios lacrimógenos déjenselos a “El Almendro”.

Anuncios

6 comentarios

  1. po zi, nos volvemos viejos y más perros, pero lo siguen intentando…

  2. Los publicitarios también tienen que comer, mujer.

    • que no me quejo de los publicitarios…si no de las empresas que contratan esos anuncios de qué buenitos que somos y no lo son jejeje si me emociono con un anuncio quiero que sea verdad ¡leñe! y que no se me quede cara tonta cuando aparece al final el logo de Endesa o del Banco Santander echando al traste el anuncio ^^

  3. Yo hay veces que “juego” (hay que ver qué juegos más raros me invento) a adivinar de qué puede ser un anuncio cuando lo veo por primera vez. Porque a veces pasa lo que comentas, que son súper poéticos, con grandes paisajes, y mucho de conmover y llevarnos a la lágrima fácil…y acaban siendo de …yo qué sé…de compresas. Pfff.

    A veces a los publicistas se les va la pinza dando demasiada “magnanimidad” a cosas más bien triviales, o a ladrones confesos, como Timofónica.

    Hay pocos anuncios tan geniales como el del Wolsvagen Passat:

    ¡Y ya era hora de que actualizaras el blogggg! ;P

    Un besuco.

  4. Yo este año me irrito cada vez que veo el de Coca-Cola. Entre otras cosas, porque se han tenido que remontar más de un año para poder reunir 5 ó 6 noticias de esas esperanzadoras. Y porque su criterio sobre qué es esperanzador en este mundo no me impresiona precisamente. Al final, me quedo con lo friki que es lo que me alegra el día, el anuncio de Wolkswagen es genial. Un abrazote. Y la tilde de la o entre el 5 y el 6 la mantengo porque soy un truhán (bueno, una truhana, pero ya me entienden).

  5. Asi es colega, la publicidad es la forma que tienen de sojuzgar. Ya no vale la pena la fuerza, convencer genera menos rebeldía y es mas barato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: