Anuncios “kumbayá” que te salen rana

noviembre 13, 2011 - 6 comentarios

Llamo “anuncios kumbayá” (bueno, no es que los llame así, me lo acabo de inventar porque de alguna manera tenía que llamarlos aquí en el blog) a esos rodados maravillosamente con imágenes bellísimas, músicas estremecedoras y estética impactante y en los que se intenta emocionar al espectador hablando del futuro de tus hijos, o el del planeta, o te citan a Kipling o Kerouac, y sale gente guapa y niños rubios con ojos azules o Mayumaná dando la coña.

Y una, que cada vez es más vieja y más chocha y ya hasta se emociona con los anuncios de Nescafé de Navidad, pues se deja llevar, y se emociona. Y cuando está en el clímax de su emoción a punto de echar el moco y quedarse a gusto, como nueva, “alicatá”, pues va y termina el anuncio y aparece el anunciante que suele ser un banco, o una compañía de telefonía móvil, o grandes hidroeléctricas, o Apple, o el Gobierno.

Y… no sé, pero pienso que Endesa Chile pretendía desplazar cientos de indios mapuches en la región de Bio-Bio para hacer una presa, o el famoso ERE que quería llevar a cabo Telefónica (a costa de nuestro bolsillo) para despedir a miles de trabajadores habiendo tenido beneficios, o que Apple convirtió Ghana en un vertedero tecnológico, o que el Gobierno…en fin, “mañana hablaremos del Gobierno” que decían Tip y Coll…y me cortan el rollo. Si todos sabemos cómo funciona el mundo (entre otras cosas porque nuestra acomodada forma de vida lo favorece), no pretendo aquí juzgar a unos ni otros, es sólo que no me gusta que me tomen por tonta y encima me provoquen un “llantus interruptus”. Así que, por favor, ustedes hagan sus chanchullos, pero los anuncios lacrimógenos déjenselos a “El Almendro”.

Facebook

diciembre 1, 2008 - 7 comentarios

cara-de-libro

Pos eso, que ya estoy en el caralibro… así que estoy “haciendo amigos” a diestro y siniestro. Mare mía! éramos pocos y parió la abuela!! como no pierdo tiempo ni ná con internet pues ale! a viciarse ¿no quieres sopa? pues toma dos tazas. El que quiera que le agregue o agregarme o lo que  surja (esto se pone en los anuncios de contactos “para amistad o lo que surja”) que me lo haga saber. Aparezco como Olatz Idirin Hurtado (¡qué alarde de imaginación!) 

Mas recordad pardiez!!! Are you locals?

¿Qué hay de lo mío?

noviembre 7, 2008 - 9 comentarios

Pues como el tráfico de influencias en este país es cosa fina, voy a fardar de hermano (si leyera esto se muere de la vergüenza jajaja) que es arquitecto y pintor, así que he enlazado su blog (por cierto, he actualizado enlaces, que os lo debía a muchos, por ahí abajo los tenéis, y en un alarde organizativo hasta he puesto categorías) y os dejo con algunos de sus cuadros y dibujos

 

javi1

javi2

javi3

javi4

lola-01

 

Algunos son reinterpretaciones de dibujos o cómics, otros (la mayoría) son apuntes del natural, el último es un dibujo de Lola, una perra que ya murió y era de una amiga.

 

Ea! ahí queda. Galeristas!!! Mecenas!! saquen sus talonarios, a ver si el chico nos saca de pobres, jajaja.

Los japonésidos II

octubre 31, 2008 - 13 comentarios

Eeeeooooo!!! ¿hay alguien ahí? ¿algún valiente que todavía entre en este erial a ver si actualizo? jejejeje criatura! yo ya avisé que mi frecuencia posteadora sería errática

En fin, sigo con el viaje a Japón (que ya va casi para un año que estuvimos, ¡madre mía! seguro que las crónicas de Marco Polo llegaban antes)

 En Japón tienen ya conexión a 100 megas!! de television e internet por tarifas mensuales de unos 40 euros Y para el 2010 se prevé velocidades de conexión de 10 gigas!!! argh!! Desde luego que tecnológicamnete nos llevan muchísima delantera. Allí casi todo el mundo lleva algún chisme electrónico encima. Mini portátiles, móviles, iPods, iPhone, Nintendo DS….. tienen mucha costumbre de ver tele o mandar mensajes o mirar las noticias o la bolsa en los móviles. Móviles de ultimísima generación con pantallas enormes que no llegarán a España hasta dentro de varios años. En el metro, esperando en las estaciones casi todos están mirando sus pantallitas o leyendo manga jejeje. Además está mal visto hablar en público con el móvil, por lo que la mayoría está mandando mensajes y hablan más en privado, o por la calle que no es tan indiscreto como en un vagón de metro.

Ejemplo gráfico, en primer término el Toni jejeje y podéis ver que casi todos los que esperan el metro están leyendo su móvil

El mito de la tecnología barata en Japón. Jejeje Vamos a ver. Los chismes electrónicos NO están MUCHÍSIMO más baratos allí. Hay algunas cosas que sí, sobre todo las cámaras digitales. Los iPod, la PS3, las Nintendo DS Lite…están algo más baratas. Pero yo me compré una cámara digital (no tenía así que aproveché) y el precio era parecido al que he visto en el Fnac. Toni compró un par de cámaras Nikkon muy buenas para su padre y un cliente y esas sí que estaban más baratas. El iPod classic, mp4, de 160Gb que cogí yo para un colega sí estaba unos 100 euros más barato. Osea, depende qué cosa compres. Si tenéis idea de comprar algo allí, llevaos el precio de lo que cuesta aquí para comparar. Lo que sí es verdad que allí puedes comprar chismes que aún no se han comercializado aquí. Otra cosa, si presentas el pasaporte no te cobran los impuestos por lo que sale un 5% más barato. Nosotros íbamos al Bic Camera, que es una de las tiendas grandes de electrónica y que nos pillaba cerca y como teníamos que comprar muchas cosas, Toni se hizo la tarjeta de socio. Así nos hacían el 10% de descuento y acumulamos puntos. Como compró las dos peazo cámaras acumulamos muchos puntos y dos Nintendo DS y dos iPod Suffle nos salieros tiradísimas de precio. Es otro truqui. Al final compramos, una máquina digital compacta, dos cámaras Nikkon y un objetivo, dos iPod Shuffle, dos iPod Classic de 160Gb, una PS3, varios mandos de Playstation, un iPod Touch, dos Nintendo DS y creo que no me dejo nada jajajaja Mi mochila a la vuelta parecía un alijo de tecnología. Casi todo eran pedidos que nos habían hecho. Y logramos no pasarnos de peso!!!! jajajaja Teníais que vernos el último día desempaquetando todo y tirando las cajas y los libritos de instrucciones(que a fin de cuentas estaban en japonés) para aligerar peso jajajaja

Otra cosa curiosa es que ves muchísima gente por la calle con mascarilla. No tienen costumbre de sonarse los mocos (está mal visto) así que cuando están resfriados se ponen una mascarilla para no echar virus. Es curioso que todo el mundo la use. Porque aquí sería el típico chisme que sólo usaría la gente mayor y si a un jovenzuelo le dices que se la ponga (sobre todo las niñas en la adolescencia) pasarían mucho. Que a ver qué pintas van a llevar con eso. jeje No sé si me explico. No me imagino aquí a las niñas monas todas makeadas y arregladitas y poniéndose una mascarilla jajajaj Pues allí todo el mundo, ves un montón de gente con la mascarilla.

De nuevo, ejemplo gráfico

Bueno, pues una vez en el hotel nos aseamos un poco y salimos a cenar por ahí con la otra pareja. Como llegamos sobre las 6-7 de la tarde, nos recomendaron (y era lo que pensaba hacer) no acostarnos a pesar de estar algo cansados, sino aprovechar la tarde y ya por la noche ir pronto a dormir y así coger el ritmo de allí. Debo decir que no he tenido mucho jet lag pero claro, como estoy acostumbrada a trabajar de noche y tener turnos extraños pues el cuerpo ya está acostumbrado a horarios raros. Y el Toni como se duerme en cualquier lado pues tampoco tuvo mayor problema. Nos llevaron a cenar a un restaurante típico de esos que la mesa está a la altura del suelo y puedes sentarte en cuclillas o sentarte normal, ya que la mesa por debajo tiene un hueco para poder sentarte normal. Eso sí las camareras al servirte tenían que agacharse. Iban con kimono, muy monas. Una cosa curiosa es que allí el cliente es Dios. El japonés se siente importante cuando compra y son terriblemente consumistas. Así que en las tiendas, comercios, restaurantes…todo son reverencias. Desde que entras ya te están saludando y diciendo cosas. Al principio no sabes muy bien si tienes que responder o no. Luego ya ves que no. Pero es que es muy gracioso, se pasan el rato que te atienden diciendo cosas en bajito jajaja La camarera, en este caso, cada vez que ponía algo sobre la mesa,se agachaba, lo dejaba con delicadeza y murmuraba cosas . Yo lo que hacía era sonreir y hacer reverencias con la cabeza, eso suele ser bastante, si añades “sumimasen” (disculpe)al preguntar por algo ya vale. Cuando empleas algunas palabras en japonés les hace mucha ilusión, te sonríen y empiezan con el arigator gozaimasu y reverencia reverencia jeje En el restaurante comimos un bento, que es cuando haces una comida de muchas chuminaditas, un poco de cada cosa. Nos lo sacaron todo de un modo muy bonito y cuidado. En una bandeja con diferentes platitos, cuencos, cajoncitos que se abrían… había sushi, sashimi, maki sushi, onigiri, tortilla, más cositas que no sé lo que eran, una especie de puré con setas, una sopa de miso….. todo buenísimo. Y nos salió por unos 25 euros por persona, no está mal. Y acabamos llenísimos. Como las raciones son pequeñas parece que va a ser poco pero al final acabas lleno. También comimos una ensalada de tofu. Al día siguiente tras pasar por el Bic Camera (casi todos los días acabábamos por allí antes o después jajajaja) nos fuimos a comer a un pequeño bar de ramen que habíamos visto el día anterior. Era como el de Naruto!! jajajaj con las cortinillas esas que suelen poner en las puertas, así de madera y viejito. Con un mostrador alrededor de la cocina donde se sienta la gente. Había una máquina expendedora de tickets. Allí eliges lo que quieres, metes el dinero, pulsas el botón y sale un ticket. Cuando se libra un asiento, le das el ticket al cocinero que te lo prepara, te lo zampas y te largas. La sobremesa no es conocida allí jejeje. Al principio como había gente esperando, nos fuimos al Starbucks cercano y estuvimos un ratito (hay un montón de Starbucks) y luego volvimos al garito y en seguida nos quedó sitio. Menos mal que el chico este nos tradujo lo que ponía en la máquina que si no jajaja. La mayoría de las veces los restaurantes tienen fotos de los platos para que puedas elegir, además allí es muy típico poner fuera del establecimeinto una vitrina con reproducciones en resina de los platos. Así le puedes sacar una foto, se la enseñas al camarero y arreglado jejeje. Las reproducciones en resina son bastante caras. Un ejemplo, en otro restaurante que estuvimos sacamos una foto de un plato de ramen para enseñarsela a la camarera

Helo aquí

Yo también me fiaba por el precio. Más o menos si cuesta 700, 800, o 900 yenes (o sea 700, 800 o 900 pesetas) era ramen con carne o lo que fuera. Lo que valía unos 100 yenes era arroz o unas empanaditas que se llaman Gyoza y están rellenas de carne o verdura y se hacen hervidas o al vapor y que están muy buenas. Ahora bien, la salsita en la que se untan es picante y en una de las veces me pasé un poco y me dio un ataque de tos que no podía parar. El picante japonés es distinto que el mexicano al menos para mí. El mexicano, hindú….. lo siento en la lengua, pero comiendo en Japón, en un par de ocasiones que me pasé me daba como un picor en la garganta que me hacía toser y lagrimear, qué mal!! Huelga decir que el wasabi no suelo tomarlo o me pongo poquísimo, pero nunca me había pasado. El ramen estaba estupendo!!! y te ponen unos peazos cuencos que ni sé. Eso sí, llevar algo para sujetaros el pelo o lo meterías en el plato jajaja. Al comer con palillos hay que acercar el cuenco a la boca, meterse los fideos y sorber. No es de mala educación sorber haciendo ruido, es más, si no lo haces pueden pensar que no te gusta jejeje Al estar Toni casi todos los días currando tampoco hemos probado muchos tipos de comida. Por el día yo me iba por ahí a ver cosas y comia cualquier cosa de puestitos ambulantes y por la noche estábamos cansados así que nos bajábamos a la tienda de 24h (konbini se llaman aquí) y cogíamos pasteles de carne, onigiri y ramen enlatado, nada nada a la próxima hay que hacer ruta gastronómica que está todo buenísimo jajaja Bueno, por la tarde de ese día nos fuimos a Akihabara. Akihabara se llama también la “calle eléctrica” y está llena de tiendas de electrónica ( tanto aparatos nuevos como viejos) hay grandes almacenes y también pequeñas tienduchas, además es el paraíso frikiótaku porque tienes “cienes y cienes” de edificios con tiendas de figuritas, cartas, libros de rol, merchandising…. de todo lo que quieras. También mucho porno y hentai. Manga anime…. Aquí o sabes dónde ir o te puedes pasar días mirando cosas porque cada tienda suele ocupar ¡¡varias plantas!! de un edificio. Por la calle veías algunas Meido Kissas que son esas chicas vestidas de camarera-lolita que atienden cafés para que los hombres se sientan como el rey de la casa jejeje creo que también pueden entrar chicas pero no creo que te hagan tanto caso como a los chicos jajaja En Japón están tan reprimidos los pobres que luego todo está sexualizadísmo y las chicas son usadas en publicidad y para cualquier cosa como objeto y como “reposo del guerrero”. Allá cada cual jeje. Supongo que poco a poco la mujer se irá incorporando más y más al mundo laboral (ya lo están en gran parte) y todo eso irá cambiando. Por la calle además hay un follón de espanto jejejee, nada que ver con otras zonas. En todas las tiendas hay música y gente en la entrada con micrófonos haciendo publicidad de la tienda. Nosotros no quisimos pasarnos comprando cosas así que sólo cayó una figura de Ichigo Kurosaki, el prota de Bleach que estaba genial, cuando sale con el bankai que es cuando más me gusta

Y a Mary Poppins y el Drácula de Barrio Sésamo en plan Playmobil muy eduardianos ambos dos jejeje

Lapidación

agosto 3, 2008 - 12 comentarios

 

 

Horrible ¿no? ¿Os imagináis lo que tiene que sentir la víctima en los momentos previos mientras te envuelven en una sábana a esperar que las piedras te destrocen la cara y la cabeza? 

 

Quizá esto que podemos hacer no parezca gran cosa, pero es fácil. Clika, lee y firma si te parece. Gracias.

http://web.es.amnesty.org/iran-lapidaciones/

Lorena McKennitt

julio 23, 2008 - 6 comentarios

Ayer noche, jardines de Viveros de Valencia

¡¡Qué bien canta y toca la jodía y los viajes que se pega!! ¡¡Qué peazo músicos!! ¡¡Qué instrumentos rarunos más chachis!!

Cuanto odio con amor por nuestra parte

 

Los japonésidos

julio 14, 2008 - 17 comentarios

Hola holitaass!!!   Bueno, para todos aquellos que me echabais de menos vengo con una entrada más larga que una meada cuesta abajo. Primera parte del viaje a Japón. ¿No queríais sopa? Pues toma dos tazas. Y agradeceros que sigáis entrando a este erial de vez en cuando. si es que sois unos soletes. Muuuuaacks!!!

 

Pues lo primero que me viene a la mente cual mantra posmoderno es la canción aquélla de “No me pises que llevo chanclas”: “Japón, mira que está lejos Japón!” jejeje Once horas de vuelo a la ida y Doce a la vuelta. (A la ida hicimos Valencia-Madrid-Frankfurt-Tokyo y a la vuelta Tokyo-Zurich-Madrid-Valencia) Mare mía!! mis pobres piernas. A ver cuándo soy rica y puedo ir en Bussines jajaja A la ida no sé por qué se nos hizo mucho más corto. A la vuelta era una hora más pero se nos hizo demasiado largo. Supongo que estábamos más cansadicos de estar toda la semana por allí y además la noche anterior tampoco dormimos mucho. 

Los que hayáis viajado en vuelos tan largos ya sabréis que hay una pantallita en el respaldo del asiento delantero donde ver algunas pelis, oír música o algunos jueguecillos. También hay una opción que te va informando sobre el vuelo, y sale un mapa 3D más cerca y más lejos de la zona por donde vas pasando. Y al volar sobre Siberia uno se pregunta si vivirá alguien allá abajo jajaja 

El primer contacto con la cultura japonesa vino de parte de mi compañero de asiento. Un japonés muy simpaticote que tenía ganas de cháchara. No es que habláramos mucho(entre otras cosas porque tanto mi inglés como el suyo dejaban mucho que desear jejeje) pero bueno, me estuvo explicando cómo comer con los palillos. Nosotros estamos bastante acostumbrados a usarlos, pero al hombre le hacía ilusión así que me hice de nuevas y dejé que me lo explicara jejeje y todos tan contentos. Cuando llegamos por fin a Tokyo, empiezan a hablar por megafonía en el avión, ya sabéis, las últimas recomendaciones y agradecimientos. Entre que no suelo hacerles mucho caso y que además lo decían en japonés e inglés que tampoco entiendo demasiado pues yo estaba a lo mío, recogiendo el equipaje de mano y tal cuando me parece que dicen mi nombre. “Mrs. Olatz Idirin and Mr. Nosequé (no era Toni)….” y yo ¿qué han dicho? Toni ¿qué han dicho? que han dicho mi nombre! jajaja y el Toni que no se había enterado de nada. Bueh! le pregunto a la azafata y me dice que tengo que ir al mostrador de la compañía que debe haber alguien preguntando por mí.o_O Fliping. Salgo del avión y veo un cartelón donde pone lo mismo, que Mrs. Idirin y Mr. Tal (es que no me acuerdo del otro nombre) se pasen por el staff de ANA (la compañía aérea). Pensamos que sería porque iban a recogernos un español, conocido de Toni que vive allí y su pareja que es japonesa. Pasamos el control de inmigración donde nos hacen poner los dedos para tomar huellas y me sacan una foto terrorífica: de primer plano, tras bajar de un avión donde he estado 11 horas, desmaqullada, despeinada y con una luz blanca horrorosa!!! Hombre-por-Dior!! esto debería estar prohibido por la convención de Ginebra o algo asín!! Con esas fotos todos pareceremos sospechosos jajajaja 

Bueno, voy a por la maleta y Oh sorpresa!! en la cinta transportadora, hay un cajón de madera donde ¡de nuevo! pone mi nombre jajajaj esto ya era surrealista. Al final nos acercamos al mostrador y el problema era que faltaba una maleta que se había quedado en Barajas (típico, sabía que si se perdía alguna sería allí). La maleta rezagada era la de Toni así que se tuvo que comprar algo de ropa y ya al segundo día nos llegó sin problemas al hotel. Esta anécdota refleja la capacidad de organización nipona. Aquí te tendrías que haber buscado la vida. Allí ya antes de bajar del avión te envían al mostrador, te hacen el papeleo y te llevan el equipaje al hotel. 

Tras un considerable retraso por fin salimos del aeropuerto y allí estaban nuestros amigos. Nos guiaron por el aeropuerto hasta el tren bala (la compañía se llama Shinkansen) que lo une con la ciudad en una hora aprox. 

Aquí diré que el transporte público en Japón funciona de maravilla. Autobús, trenes regionales y de larga distancia y metro tienen unas frecuencias de paso de dos o tres minutos. Todo está cuidadísimo y limpísimo hasta decir basta. es algo más caro pero tampoco tantísimo y merece la pena por el servicio.En el metro o en el tren van por lo general callados o hablando en voz baja. Son amables y educados hasta el extremo. Es una gozada. (La parte negativa de esto es que vivir allí, puede costar, hasta que te vas integrando porque van a lo suyo. Allí lo más importante es el trabajo, y las relaciones personales y familiares quedan en segundo plano) Pero ir de turismo es genial. 

El idioma jejejeje La gran barrera, lo que más miedo puede dar al ir allí. Veamos. Los japoneses no hablan inglés. Lo hablan pocos y mal. Osea, parecido a España, pero peor aún. De todos modos, es recomendable saber algo de inglés, porque mal que bien, es la única lengua en la que te puedes manejar. Yo a la ida, en el avión me iba mirando los alfabetos japoneses y me apunté un esquemita. Más que nada para poder leer las señales. Aunque en Tokyo, las cosas importantes las ponen también en inglés. A fin de cuentas cuando vas de turismo necesitas conocer el medio de transporte, y comer y comprar.. y para eso con dos palabrejas en japonés, cuatro en inglés y mucha mímica, ya te entiendes. Además son muy amables y tienen muchísima paciencia así que harán todo lo posible por entenderte y ayudarte. Además en Japón, no se estilan los mapas como aquí. Los mapas de las calles no suelen tener el número del portal. Antiguamente, los mapas tenían el nombre de las familas que vivían en cada casa. Hoy, eso no se puede hacer con los edificios tan grandes y la de gente que vive, pero algo de eso parece que ha perdurado y no suelen usar mapas tan explícitos. esto, se traduce en que no sólo los turistas andan con mapitas en la mano preguntando direcciones. Así que están muy acostumbrados a que les pregunten cómo se va a algún sitio y en cada esquina te encuentras mapas indicativos de la zona (de los de “you are here”) así que no es muy difícil. Con las cuatro explicaciones que nos dieron estos de cómo funciona el metro y tren nos aclaramos bien. Eso sí, recomiendo llevar mapa del metro y mapa de la ciudad escritos en los dos alfabetos (japonés y occidental) lo que os facilitará mucho las cosas. 

Voy a ir poniendo fotillos que si no esto es un rollo. 

Y como “el burro va delante para que no se espante” la primera es la menda lerenda leyendo el Herald Tribune en el hotel jajajaja Es que nos lo colaban por debajo de la puerta todas las mañanas y me encantan esos periódicos yankees que son tan anchotes así que no pude resistirme jajaja 

 

El hotel estaba bien. La habitación era pequeñita pero acogedora y muy limpia que es lo que cuenta. Además por 50 euros noche cada uno está muy bien de precio para ser Tokyo, teniendo en cuenta además que el hotel estaba muy bien situado, cerca de la Tokyo Station, una de las estaciones principales de la ciudad on un montón de líneas de tren y metro y en un barrio más bien pijillo. 

Yo por Tokyo iba como Paco Martínez Soria en “La ciudad no es para mí” jajaja mirando para arriba. ¡¡Qué edificios más enormes!!! ¡¡¡qué de neones, luces, pantallas con publicidad!!!Surprised es increíble. Digno de Blade Runner. Está genial porque incluso de noche, la ciudad está muy iluminada con tantas lucecitas, anuncios y neones. (Me parece que el tema ambiental y del gasto energético estos se lo pasan por el arco del triunfo) 

Rascacielos cercanos al hotel. Toda la zona es más bien de comercios y negocios. Es donde ves a la gente mejor vestida. 

Un par de fotos de otra zona de la ciudad de la que hablaré, pero para que os hagáis una idea de cómo es esta ciudad por la noche 

 

 

 

Apuf! bueno, ya os seguiré contando, que os viciáis

Porque Rusia mola

mayo 19, 2008 - 11 comentarios

 

Y ya os contaré más del Rol en Vivo de Hogwarts, que ahora no tengo tiempo.

¿Pero no se suponía…

mayo 15, 2008 - 12 comentarios

…que las putas moscas viven unos dos o tres días?

Porque hay una que lleva tocándome los cojones una semana cada vez que me siento en el sofá. 

Y sí, podría levantarme, coger el matamoscas (maravilloso objeto digno de estudio, ¿por qué es la única cosa que las moscas no ven venir?) y acortar aún más su, supuestamente, breve existencia.

Peeeero, ya se sabe, el “espíritu Mr. Bean” se apodera de mí y prefiero arramblar cualquier cosa que tenga a mano y hacer aspavientos (que nunca acabarán con la maldita) antes que mover el culo.

Aunque mi paciencia está empezando a agotarse……….

 

 

Por cierto hoy, día de San Isidro, mi abuela cumple 90 años. Ahí es ná, la Isidora. Y dando guerra. Genes! genes! a mí!!

Callejero de Valencia

abril 17, 2008 - 18 comentarios

 

Viniendo para acá me he cruzado con dos sirenas, una concentración de jureles, varios pulpos metiéndose mano y una manifestación de gambas.

El tráfico en el centro está imposible.